Comenzó la búsqueda activa de covid-19 en todas las localidades

Para luchar contra el coronavirus, el Municipio despliega en un equipo multidisciplinario con puestos móviles donde son atendidos los vecinos con síntomas.

Para luchar contra el coronavirus y contribuir a frenar su propagación, el Municipio de San Isidro comenzó el operativo de búsqueda activa de COVID-19,  que recorrerá todos los barrios de las localidades del distrito con un puesto móvil (conformado por varias postas) al que personas con síntomas de COVID-19 se pueden acercar para controlar su salud.

Así lo dispuso el intendente Gustavo Posse, como segunda etapa de detección precoz del coronavirus, luego de culminar con los operativos Detectar, en conjunto con Nación y Provincia, en los que se entrevistó a más de 37 mil vecinos de barrios vulnerables.

“Esto es seguir con la búsqueda activa de casos de COVID-19. Tenemos una red de trabajo conjunto entre el Estado, ONGs, organizaciones sociales y la Iglesia para frenar el contagio cuanto antes. El puesto móvil también tiene esa finalidad, queremos que los vecinos con síntomas tengan la facilidad de venir, sacarse las dudas y chequearse, a un paso de sus casas”, afirmó Posse, desde el puesto móvil que el Municipio montó en Madame Curie, entre Marconi y José Ingenieros, en Beccar.

El puesto móvil está conformado por ocho carpas dispuestas a modo de recorrido sanitario: en las dos primeras a las personas se les toma la temperatura corporal y además se les hace un cuestionario para identificar si tiene síntomas compatibles con este virus: fiebre de 37.5 Cº o más, tos, dolor de garganta, dificultad respiratoria, falta de olfato o gusto (anosmia/disgeusia).

En caso de no tener síntomas compatibles, los niños, de 6 meses a dos años, adultos mayores y personas con indicación médica, podrán acceder a vacunarse contra la neumonía o la gripe en las siguientes dos carpas.

En caso de ser un caso sospechoso de coronavirus, la persona deberá continuar a otras dos carpas del área de Acción Social, donde se la entrevistará por si, en caso de dar positivo, necesitan asistencia alimenticia para familiares. También se les hará una encuesta social ambiental completa para determinar con quiénes tienen vínculos estrechos, entre otras cuestiones.

Por último, en otras dos carpas y en donde también hay una ambulancia adaptada especialmente por personal de Epidemiología, un médico les realizará el hisopado. También, se les colocará una pulsera con Código QR que permite realizar el seguimiento del paciente.

Durante el operativo siempre está presente un equipo multidisciplinario – coordinado por las áreas de Salud, Acción Social, Espacio Público y Defensa Civil – liderado por un médico, acompañado por un enfermero, un psicólogo, un asistente social, un personal de apoyo (con productos de limpieza y barbijos) y un equipo de desinfección con agua clorada.

 

“Seguimos acompañando al vecino y la comunidad bien de cerca así todos tienen la posibilidad de ser asesorados por personal médico. En el día de ayer se examinó a 125 vecinos, de los cuales 31 se hicieron el hisopado”, contó Ticiana La Mónica, directora general de Acción Social de San Isidro.

“Los vecinos saben de la importancia de poder controlarse,en caso de tener síntomas y no dudas en acercarse. Acá son revisados por cuatro médicos y dos enfermeras como indica el protocolo sanitario para este tipo de operativos”, concluyó Macarena Posse, a cargo de la coordinación entre el Municipio, y las entidades intermedias y vecinos.

A %d blogueros les gusta esto: