V. López - S. Isidro - S. Fernando - Tigre - Malvinas Arg. - J. C. Paz

En papel: Desde 1993, Mensuario de Distribución Gratuita en Toda la Zona Norte

En la web: Actualización Periódica de Noticias

  ACTUALIDAD


Esteros del Iberá


Un paraíso natural, en Corrientes


Plagando de naturaleza el centro norte de la provincia de Corrientes, los Esteros del Iberá, declarados Reserva Natural por su belleza exótica, su importancia ecológica y su variada fauna, abarcan cientos de miles de hectáreas con múltiples lagunas y espejos de aguas menores, conformando uno de los circuitos de turismo aventura más desafiantes de Argentina.
Hábitat del yacaré, el venado de las Pampas, el ciervo de los pantanos, el lobito de río y el aguará guazú, todas especies reconocidas como monumentos naturales correntinos, Esteros del Iberá exhibe su amplio territorio como un deslumbrante paraíso ajeno a la agitada civilización.
Constituyendo el área protegida de mayor dimensión en Argentina; siendo una de las reservas de agua dulce más importante del continente; y considerándoselo uno de los humedales de vida silvestre más impactante del mundo; Esteros del Iberá atrae permanentemente hacia sus magníficas particularidades a los apasionados por la naturaleza y la aventura.
Alojarse en localidades cercanas y comenzar las mañanas con un enriquecedor avistaje de fauna y flora, safaris fotográficos, cabalgatas, recorridos en canoas y trekking, es sólo un ejemplo de las fascinantes opciones que ningún visitante de Corrientes podrá eludir durante su estadía.
Irupé, aguapé, lentejuelas de agua y amapolas son algunas de las especies acuáticas que caracterizan a los Esteros del Iberá, desempeñando además un papel fundamental dentro del ecosistema; mientras los cielos dejan contemplar el vuelo de garzas moras, cigueñas y biguás, entre otros cientos de aves; y dorados, sábalos, mojarras y temidas pirañas hacen al deleite de los ojos a través de las traslúcidas aguas.
Agua que brilla, como expresa su nombre en lengua guaraní, Esteros del Iberá resplandece durante la aurora y el anochecer haciendo valer su condición de atractivo imperdible sin importar la procedencia del excursionista.


Actividades


- Salida en lancha para avistaje de fauna: guías nativos, lugareños responsables del cuidado del medio ambiente que los acoge, conocedores de los secretos de la laguna y todos sus habitantes, sabrán conducir por riachos y embalsados hacia espacios donde la contemplación de fascinantes especies faunísticas en sus propios hábitats no tendrá límites.
Animales tan magníficos como mansos, que permiten avistarlos de cerca y ser parte de inolvidables safaris fotográficos, hacen de esta excursión una aventura asegurada.
Carpinchos, ciervos de los pantanos, lobitos de río, yacarés, 350 especies de aves, y mucho más por ver y descubrir en Esteros del Iberá.

- Avistaje de aves: selvas que bajan por los ríos desde la vecina provincia de Misiones, amplios esteros, vastas sábanas, y quebrachales, son los más destacados hábitats existentes en el paisaje múltiple de la Reserva Natural del Iberá. Allí anidan entre 350 y 400 especies de aves de fascinantes plumajes y costumbres, incluso especies en peligro de extinción que han elegido este espacio como refugio.
En esta variedad de ambientes, el excursionista quedará cautivo de las aves, sus comportamientos, migraciones y problemas causados por la degradación de sus ecosistemas.
- Safaris fotográficos: paisajes tan variados como prodigiosos; naturaleza deslumbrante; cientos de especies faunísticas; la geografía típica de la cercana Colonia Carlos Pellegrini con sus ranchos de adobe, el viejo puente Bayley; los atardeceres correntinos; y otros tantos espectáculos, le harán disfrutar de momentos únicos que no podrá dejar de registrar como recuerdo de las maravillas de Esteros del Iberá..
- Caminatas: sólo o con la compañía de un guía, los senderos selváticos, palmares o campestres de Esteros del Iberá se extenderán ante sus pies tentándolo siempre a dar un paso más hacia las bellezas correntinas. Apacibilidad, pureza, deslumbramiento, todo hará de su caminata por este territorio un instante de sumo placer y renovación.
Los caminos de ripio ayudan en el recorrido tornando posible el avistaje de monos carayá, aves, y si la suerte está de su lado, de aguará guazú. Nada mejor que realizar las caminatas al amanecer o al anochecer, momentos en que el sol pinta el paisaje de un cautivante color, y las aves adornan el cielo con sus vuelos.
- Cabalgatas: penetrar el corazón de los esteros sobre el lomo de un caballo, sorprenderse entre los palmares con el graznar de las aves, es apenas un pobre muestrario de las sensaciones que logrará al decidirse cabalgar por este paraíso correntino. Caballos mansos, y guías baqueanos, conocedores de todos los secretos de la zona, harán de esta aventura una experiencia inolvidable.
Explorar el territorio; unirse a los gauchos en la realización de las tareas rurales; avistar animales silvestres; perderse en la contemplación de la naturaleza; esta opción inmejorable es una de las que no puede omitir al llegar hasta estos pagos.
- Canotaje y Kayak: los extraordinarios animales son el tesoro más resguardado por la Reserva Natural del Iberá, y constituyen el centro de atención en todos los paseos por la zona. Por ello, sorprenderlos en las orillas desde el silencio de un canoa o kayak resulta una magnífica opción. Salidas de reconocimientos, pesca y safari fotográfico, nada más fascinante que este tipo de excursión náutica por los Esteros del Iberá.
- Pesca con mosca: ríos como el Corrientes, el Carambola y el Batel seducen con sus aguas a lanzarse al pique desde botes perfectamente apropiados, que sólo conseguirá en las Estancias situadas en pleno Esteros del Iberá. Espacio ideal para la pesca con mosca de asombrosos ejemplares de Dorados, y también de pirañas, esta encantadora porción correntina atrae cada vez un número mayor de pescadores aficionados, decididos a vivir una experiencia inolvidable en el marco de una increíble vida silvestre.


Pesca deportiva


Enorme reservorio de agua dulce situado en el centro de la provincia de Corrientes, Esteros del Iberá invita a disfrutar de una excelente jornada de pesca de dorados, ingresando por el sector sudoeste, con cabecera en la localidad de Mercedes.
La poca profundidad y las aguas transparentes que caracterizan a este ambiente desbordante de naturaleza, son excelentes para la práctica de pesca con mosca, aunque también pueden probar suerte los aficionados al spinning y el baitcast.
En los Esteros de Iberá es posible capturar dorados de más de 10Kg., si el pescador se lanza hacia las zonas de más difícil acceso.
Cerca del nacimiento del río Corrientes y en sus primeros tramos, no existen complicaciones y también se capturan numerosos dorados, aunque de un peso que no supera los 4 kg.


Estancias


Diversos establecimientos rurales se alzan en territorio de los Esteros del Iberá, haciendo de la estadía en la zona una experiencia fantástica, completísima e inolvidable.
Brindando servicios de excelencia al turismo, todas las comodidades en sus residencias, y excursiones de lo más variadas y fascinantes, los lugareños dejan a los visitantes mezclarse entre sus costumbres y ocupaciones, dando espacio a experiencias magníficas, y guiándolos hacia terrenos inimaginables.
Orientados a facilitar el entendimiento del ecosistema que los contiene y a propagar la importancia del rol que cumplen estos ambientes, los lugareños reciben a los visitantes con agrado y calidez, siempre dispuestos a acompañarlos en sus aventuras.
Cabalgatas, participación en tareas rurales, paseos en canoa, avistajes, safaris fotográficos, y pesca con mosca de magníficos ejemplares de Dorado en cualquiera de los tres principales ríos que atraviesan la Reserva Natural Iberá; la propuesta turística de estas relucientes hosterías no deja nada qué desear.
Una exquisita gastronomía casera, y todo el confort del descanso en sus cuidadas instalaciones, no existe mejor alternativa que hospedarse en las estancias de los Esteros del Iberá, y desde allí, descubrir cada rincón y secreto de este apasionante humedal.


Historia


A partir del Siglo IX, y hasta el Siglo XVI, los guaraníes avanzaron sobre la región absorbiendo toda cultura que intentara establecerse. No obstante, la llegada del Siglo XVII trajo con ella el sistema socio-religioso Jesuita que incorporaría al guaraní a las tareas en las estancias ganaderas.
Estas Estancias Jesuíticas se encontraban situadas en tierras del norte ribereño ocupándolas eficazmente mediante un sistema de desecación de terrenos inundables que permitía obtener un alto índice de productividad en la zona de los Esteros del Iberá.
No obstante, en 1768, la experiencia jesuítica en este sector correntino llegaría a su fin, dejando abierto el camino a la expansión de los guaraníes, lo que a su vez profundizaría el proceso de mestizaje.
A principios del Siglo XIX, la estructura social impedía al mestizo el acceso a las tierras ganaderas del Iberá, el cual sólo lograba insertarse como peón de estancia. Pero este sistema productivo no requería de un número considerable de mano de obra, volcando a infinidad de personas hacia antiguos modos de supervivencia basados en la caza y la pesca, hasta que en 1983 comienzan a surgir las primeras políticas de preservación de los recursos naturales.
Los Esteros del Iberá, al igual que el Delta del Paraná, era considerado un sitio inaccesible, inhóspito; y sería el naturalista francés Alcides D’Orbigny el precursor de las exploraciones y estudios de su fauna y flora por encargo del Museo de Historia Natural de París. Desde entonces, despierto el interés por sus valores escénicos y biológicos, se intentaría fallidamente amparar tal ámbito natural.
Recién en abril de 1983, se crearía la Reserva Natural Iberá a través de la Ley Nº 3.771, mientras que otro conjunto de leyes la secundarían complementando sus funciones.


*  Fuente:  http://www.argentinaturismo.com.ar/esterosdelibera/



ACERCA DE PARA TODOS


Para Todos es un diario / periódico / medio de comunicación de la Zona Norte del Conurbano Bonaerense, con noticias e información de los distritos de Vicente López, San Isidro, San Fernando, Tigre, Malvinas Argentinas y José  C. Paz; y sus barrios aledaños (La Lucila, Olivos, Carapachay, Munro, Villa Martelli, Villa Adelina, Martínez, Boulogne, Acassuso, Beccar, Victoria, Virreyes, Carupá, Rincón de Milberg, General Pacheco, Don Turcuato, Ricardo Rojas, Villa La Ñata, Dique Luján, Benavídez, Villa de Mayo, Grand Bourg, Los Polvorines, Ing. Adolfo Surdeaux y Tortuguitas),  ofreciendo un resumen de noticias e informaciones de la Región Metropolitana Norte (Zona Norte del Gran Buenos Aires ó Conurbano Norte) y la Zona Noroeste del Gran Buenos Aires.

Y su versión impresa puede leerse en internet en nuestro web site: www.periodicoparatodos.com.ar. 




 

 



-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------s------------

-----------------------------

-----------------------------

-----------------------------

Haga click en la tapa si desea ver la última edición de Para Todos, en papel

En la parte superior (en color celeste), está el número de cada página que usted podrá visitar. Y con el cursor, puede desplazarse a lo largo y ancho de la publicación

-----------------------------

En Papel: Periódico Mensual de Distribución Gratuita en Zona Norte. Para Todos no se hace responsable por los conceptos vertidos en las notas firmadas y las colaboraciones son ad honorem. Director y Propietario: Claudio Omar Antunovich. Asesora Legal: Dra. Aída Turiel. Teléfono de la Redacción: 15-5148-1442