V. López - S. Isidro - S. Fernando - Tigre - Malvinas Arg. - J. C. Paz

En papel: Desde 1993, Mensuario de Distribución Gratuita en Toda la Zona Norte

En la web: Actualización Periódica de Noticias

  ACTUALIDAD


Vacunación antirrábica, desparasitación, castraciones, entrega de mascotas en adopción...


El 15 de diciembre de 2008, la Municipalidad de San Fernando inauguró las nuevas instalaciones del Centro Municipal de Zoonosis ‘Dr. Adolfo Fernández Munilla’, en Malvinas Argentinas y Lugones, Victoria.

Centro que desde el 13 de marzo de este año está a cargo de un conocido veterinario de la zona, el Dr. Jorge Barberini, de destacada participación en numerosos medios periodísticos siempre haciendo hincapié en temas relacionados a su profesión, como tenencia responsable de mascotas, prevención de enfermedades...

El nuevo Centro Municipal de Zoonosis de San Fernando se emplaza sobre un terreno de 525 m2 y cuenta con una superficie cubierta de 300 m2 especialmente proyectada para la atención sanitaria de animales domésticos, una recepción con sala de espera de 25 m2, además de un Consultorio, Vacunatorio, Farmacia y un Quirófano especialmente equipado, que lo convierten en un edificio con los requerimientos sanitarios de higiene, luminosidad y ventilación necesaria. Cuenta además con un área de caniles para el confinamiento y reclusión de animales que cumplen con el período obligatorio de control antirrábico.
Los servicios que se ofrecen son los de consultorio clínico, vacunación antirrábica, desparasitación, castraciones, entrega en adopción de animales abandonados, observaciones antirrábicas de animales, y recepción de material de laboratorio para el diagnóstico de enfermedades zoonóticas como rabia y psitacosis.
Hasta allí fue Para Todos, y éste es el diálogo que mantuvimos con su director, el Dr. Jorge Barberini:


- ¿Cómo llegás a ocupar este cargo?

- De manera bastante inesperada. El día en que se inaugura este edificio soy invitado a hablar en representación de los veterinarios privados del partido, luego me quedo a compartir un brindis junto a colegas e invitados, y al día siguiente me voy de vacaciones. Pocos días después de volver me llama el Secretario de Salud, Dr. Lissarrague, invitándome a pasar por su oficina. Yo me fui preparado para hablar sobre un proyecto presentado tiempo atrás, relacionado con la educación y prevención, pero a los pocos minutos de estar conversando me encuentro con la noticia de que mi antecesora, la Dra. Silvia Montero, había renunciado al cargo, y que me estaban ofreciendo ocupar su lugar.


- ¿Sorpresa?

-Total. Yo sabía que algún día iba a desarrollar alguna tarea en el municipio, ya que desde 1991, junto a los demás profesionales particulares, colaboro activamente con ellos, con varios los proyectos presentados (algunos concretados) a lo largo de estos años, lo que nunca me imaginé es que iba a ser este cargo.


- ¿Por qué renunció la Dra. Montero?

- Ella consideró que luego de tantos años había cumplido un ciclo, y que habiendo edificio nuevo, personal nuevo, instalaciones, proyectos y responsabilidades nuevas, lo más lógico era que hubiera un nuevo director.


- Y ahí caes vos...

- Y ahí caigo yo...


-¿Contento?

- Si, mucho. Es una buena posibilidad de desarrollar un trabajo que siempre me interesó hacer.


- Jorge: ¿qué es y para qué sirve un Centro de Zoonosis?

- El Centro de Zoonosis es una dependencia que forma parte de la Red de Salud Pública, con funciones establecidas por leyes (Nº 8.056/73, de profilaxis de la rabia, el decreto reglamentario Nº 4669/73, el decreto Nº 2085/86 de prevención de la Psitacosis). Entre ellas se cuentan la prevención, diagnóstico y tratamiento de las zoonosis en el Municipio de San Fernando, continente e Islas, la recepción de muestras para diagnóstico, la colaboración con las instituciones nacionales, provinciales y municipales (tanto locales como de otros municipios) que trabajan en el ámbito de la Salud Pública, la vacunación antirrábica gratuita (por medio de campañas en los barrios o en esta sede), el control de animales mordedores, y la atención clínica primaria de animales domésticos y su esterilización quirúrgica.   


-¿Y qué es una zoonosis?

- ¡Bueno, por fin alguien me lo pregunta! Las ZOONOSIS son las enfermedades que se transmiten de los animales al hombre, y viceversa. Si somos más precisos decimos que se trata de enfermedades de animales vertebrados que ocasionalmente se transmiten al Hombre, con síntomas y comportamiento biológico muy similares en éste y los demás animales. Existen más de 80 enfermedades que potencialmente lo son, muchas de ellas presentes en nuestro medio.


- ¿Por ejemplo?

- Por ejemplo rabia, toxoplasmosis, psitacosis, lepspirosis, brucelosis, giardiasis, y muchas más. Entre ellas algunas en las que habitualmente no pensamos, como las micosis cutáneas o las parasitosis. Todas tienen un riesgo potencial muy grande para la salud de la población, y es para controlarlas que trabajan los Centros de Zoonosis.


- Veo que este edificio es muy funcional, ¿me lo podrías describir?

- El Centro cuenta con recepción y sala de espera, un consultorio clínico, quirófano, vacunatorio, laboratorio de diagnóstico, 32 caniles para el alojamiento de animales bajo control, de los cuáles 4 son gateras, un depósito para medicamentos y otro para los alimentos de los animales alojados, dependencias administrativas y de servicio, sanitarios para personal y público, y un ‘salón multiuso’ en el que por el momento tenemos muchos de los muebles y demás elementos que se trajeron del anterior edificio y aun no pudimos acomodar, pero al que ya le encontraremos utilidad. Todo el edificio está adecuadamente iluminado y ventilado, y cumple con todas las normas de seguridad e higiene.


- ¿Hay muchos animales internados?

- Si, muchos más de los que debería haber.


- ¿Cómo es eso?

- El perro o gato que se interna en el Centro de Zoonosis es un animal mordedor, sospechoso de rabia, que tiene que permanecer aquí, cuanto mucho, 10 días, es decir el plazo durante el cual se lo controla, cumplido el cual el dueño debe retirarlo. La realidad indica que mucha gente cree que este es el ‘abandonadero municipal de perros’, y se ‘olvida’ que lo dejó aquí.

Muchas veces llegan a falsear sus datos, a fin de que el animal no pueda ser devuelto, incluso hay quienes han llegado a inventar una mordedura para tener una excusa para dejar el perro aquí y luego desaparecen. Bueno, todos esos animales quedan en los caniles, durante semanas o incluso meses, sin ninguna necesidad. Por más atención que les prestemos, los alimentemos, los saquemos a pasear, nunca va a ser como si tuvieran un hogar. Pusimos en marcha una campaña de adopción, y reubicamos muchos, pero aun nos quedan muchos más que tienen que salir de acá, para beneficio de todos, empezando por los mismos animales.


- ¿Hay gente que pide la perrera?        
-
Si, tengo todas las semanas varios pedidos de vecinos pidiéndonos que retiremos perros de la vía pública, los podés ver ahí en esa carpeta.


-¿Y?

- Y bueno, uno les explica que no puede ir buscar todos los perros callejeros, que si llena los caniles con esos animales no se pueden usar para los mordedores, que no es nuestra función, que esto y lo otro. Algunos lo entienden, otros no. Lo que sorprende es la cantidad de gente que te dice que si no los podemos guardar los matemos...


- Ante eso ¿qué respondés?

- En primer lugar que no cuenten conmigo. Es difícil razonar con gente que te plantea eso. Yo siempre digo lo mismo, se pueden matar todos los perros y gatos callejeros del distrito, pero lo único que se lograría es cometer una crueldad imperdonable, transmitiendo a la sociedad un mensaje con un grado violencia difícil de igualar, y violencia es lo que sobra. Además, en 15 días las calles de San Fernando estarán nuevamente llenas de animales vagabundos, con lo cual queda claro que, en definitiva, no sólo no resolvimos el tema, sino que estamos mucho peor.  Las soluciones pasan por otro lado, y llevan su tiempo.


- En Zoonosis de San Fernando ¿se castran animales? 

- Si. Precisamente en estos días estamos trabajando para ampliar y extender el servicio de castraciones, aprovechando el nuevo quirófano. También está en marcha la campaña de castración masiva, proyecto que resultó ganador en el Presupuesto Participativo, y que funciona con todo éxito. Pero ojo, debe quedar claro que con la castración no basta, porque lo único que el animal castrado no hace es reproducirse. Si el perro sigue en la calle sus condiciones de vida serán igualmente miserables, mientras que los trastornos sanitarios, laborales, económicos y emocionales, ocasionados por las mordeduras, la difusión de enfermedades zoonóticas, la contaminación del ambiente por materia fecal y orina -vía principal de eliminación de parásitos y Leptospira, por ejemplo-, los accidentes provocados y sufridos, siguen como siempre. Mientras la gente no cambie su manera de relacionarse y considerar a los animales, mientras no se modifiquen pautas culturales y de conducta, esto seguirá igual. A eso, a empezar a cambiar, le apunta esta gestión.


-¿Qué debe hacer una persona cuando encuentra cachorros recién nacidos en la puerta de su casa?

- Ante todo darse cuenta que está ante la presencia de muchos seres que viven y sienten cómo él, y que merecen una oportunidad, por lo que debe actuarse con la máxima responsabilidad posible. Lo mejor que puede hacerse es conseguir una madre sustituta (nodriza) que pueder ser perra o gata, sin importar que cachorros sean. Si hay que encarar la crianza artificial, acercarse al médico veterinario de confianza o incluso al Centro de Zoonosis más cercano al lugar donde vive, y allí le daremos todo el asesoramiento que pueda necesitar.


- Un mensaje a los vecinos...

- Que tengan en cuenta que el Centro de Zoonosis es una dependencia más que trabaja para proteger la salud de toda la población, humana y animal. Ah, y que no es el ‘abandonadero municipal de perros’. Nosotros estamos para que el animal mordedor cumpla con su período de control de 10 días, y se vaya a su casa. Esto quiero remarcarlo muy bien, porque es responsabilidad del dueño el hacerse cargo de lo que su animal hace.


- Una última pregunta ¿Quien fue el Dr. Adolfo Fernández Munilla?

- En 1976, sólo en la provincia de Buenos Aires, hubo 5.000 casos de rabia animal y 15 en humanos. El Dr. Fernández Munilla, por entonces Director del Instituto Pasteur, fue el responsable de que en 8 años pasáramos a una situación de “Rabia Cero”. Esto se logró con un programa intensivo de control y vacunación masiva, complementado con campañas de actualización para docentes, entidades intermedias y civiles, fuerzas de seguridad, público en general, etc.  Fue un asiduo visitante de San Fernando, y sin dudas un hombre con el que la sociedad tiene una gran deuda.


- Merecido homenaje, entonces.       
- Sin duda, y un buen ejemplo a seguir…





Haga click en la tapa si desea ver la última edición de Para Todos, en papel

En la parte superior (en color celeste), está el número de cada página que usted podrá visitar. Y con el cursor, puede desplazarse a lo largo y ancho de la publicación

En Papel: Periódico Mensual de Distribución Gratuita en Zona Norte. Para Todos no se hace responsable por los conceptos vertidos en las notas firmadas y las colaboraciones son ad honorem. Director y Propietario: Claudio Omar Antunovich. Asesora Legal: Dra. Aída Turiel. Teléfono de la Redacción: 15-5148-1442